fbpx
  • Motores de aviones, ¿cuántos tipos hay? ¿Cómo funcionan?

    Motor de un avión comercial

Los motores son una de las piezas más importantes para cualquier avión, y es que, no solo generan la energía para mantener el avión en el aire, también depende de ellos la eficiencia del avión.

Es por eso que los motores de aviones son objeto de investigación continua. Además de tratar de encontrar nuevos tipos de combustible para aviones, para conseguir que sean lo más eficientes posible, para lograr reducir la emisión de gases de efecto invernadero y los gastos operativos para la compañía.

Te prometemos que, al terminar este post, serás todo un experto en motores de aviones. ¡Acompáñanos en este repaso de los diferentes tipos que hay! ¡Arrancamos!

Motores de pistón

Son los utilizados en los aviones de aviación general y ultraligeros, ya que ofrecen un coste por hora muy bajo a la vez que proporcionan una gran fiabilidad.

Podríamos decir que son los que más se asemejan a los motores de los coches, aunque existen diferencias para garantizar la seguridad.

En su interior, los motores de pistón están formados por bielas, cigüeñal, cilindro y émbolo, entre otros componentes. Además de su arquitectura, es importante saber que existen dos tipos de ciclos: Ciclo Otto y Diésel.

El más común es el Ciclo Otto, del que te explicamos más en profundidad en el post enlazado y en este vídeo que te dejamos a continuación.

Motores de turbina

¿Sabías que los motores de turbina permiten volar de manera más rápida que los motores de pistón? Además, carecen de restricciones de altitud máxima.

En la década de 1930, los motores de turbina empezaron a utilizarse en los aviones comerciales, ya que ofrecen unas prestaciones mucho más altas que los motores de pistón.

Y es que el funcionamiento de estos motores no es complejo, pero las primeras veces puede resultar complicado entenderlo. Por eso, trataremos de explicarlo de la manera más sencilla posible, para que acabes siendo experto en motores de turbina sin perder la cabeza.

El aire que entra en los motores pasa por varias turbinas que lo van comprimiendo. Ese aire comprimido viaja hasta la cámara de combustión, donde se le añade el combustible y se incendia la mezcla.

El resultado de la combustión hace que el aire tienda a salir por la parte trasera del motor. A su salida, el aire mueve otro conjunto de turbinas que hacen funcionar todo el mecanismo. El movimiento rotatorio que se genera permite mover el aire hacia atrás y generar la fuerza de empuje necesaria.

¡Pero eso no es todo! Dentro de los motores de turbina, existen varias categorías en función de cómo se utilice la energía generada.

  • Turbofan

Turbofan

En la imagen de arriba puedes ver cómo es un verdadero turbofan: El tipo más utilizado por los aviones comerciales actuales.

La principal característica de estos motores es el «fan»: una gran turbina en la entrada del motor que es la responsable de la mayor parte de energía generada y que, además, proporciona aire al recorrido interno y externo del motor.

Los motores turbofan han permitido reducir significativamente el gasto de combustible en los aviones, en comparación con los motores de turbina tradicionales.

¡Pero los ingenieros no se conforman! Para buscar motores turbofan cada vez más eficientes, los técnicos aumentan el diámetro del motor. Por eso, aviones como el Boeing 777X tienen motores con un diámetro igual al del fuselaje del Boeing 737. Impresionante, ¿verdad?

Turborreactor

¿Sabías que este fue el primer tipo de turbina en utilizarse? Aunque en la actualidad se encuentra prácticamente en desuso, sigue siendo el motor utilizado en los cazas, gracias a la potencia que genera.

Se diferencia de los otros modelos en que, el turborreactor, no utiliza la energía generada para mover ninguna pieza. Por el contrario, todo el empuje se consigue a través de la fuerza que generan los gases al salir del motor tras la combustión.

A pesar de ser muy potente, las aerolíneas dejaron de utilizar este modelo debido a su baja eficiencia.

  • Motor de turbina turbojet

Turbohélice o Turboprop

Cuando un pasajero ve que un avión tiene este tipo de motor tiende a relacionarlo con los motores de pistón, pero la realidad es totalmente distinta.

Los motores turbohélice tienen las mismas características y performance que cualquier otro motor de turbina, con la particularidad de que la energía generada es utilizada para mover una hélice.

Generalmente, este tipo de motores, se utilizan en aviones pequeños que cubren rutas regionales pero, como ya te dijimos antes, no tienen nada que ver con una avioneta.

Turboeje

Aunque son muy parecidos a los turbohélice, aquí no se mueve ninguna hélice, sino que toda la potencia se transmite a través de un eje.

Los motores turboeje son muy utilizados en los helicópteros por su ligereza y tamaño, en relación a la potencia que pueden generar.

En la imagen de aquí abajo puedes ver un avión de motor turbohélice en acción. ¿Te suena?

  • Motor turbohélice

El apasionante mundo de los motores de aviones

Como has podido comprobar, sin el avance de los motores de aviones, la aeronáutica no sería la misma actualmente.

El sector aeronáutico está enfocado en mejorar continuamente los motores usados en las aeronaves, no solo para mejorar la eficiencia y gasto energético, sino para ofrecer un servicio mucho más seguro.

Esperamos que este artículo te haya resultado útil, así, la próxima vez que viajes en avión, ya podrás saber el tipo de motor que tiene.

Si quieres estar al día de todas las novedades y curiosidades sobre aviación, échale un vistazo a nuestro blog sobre aviación. Allí podrás aprender desde cómo se consigue trabajo de tripulante de cabina hasta qué significan los galones de piloto. ¡Te va a sorprender!

También podría interesarte…