fbpx
  • A qué velocidad vuelan los aviones:

    ¿Te lo has preguntado alguna vez?

Medir la velocidad a la que se mueve un coche es tarea fácil, basta con tener un imán y un sensor: la velocidad a la que gira el imán será proporcional a la velocidad a la que se desplaza el coche. Pero en la aviación no es tan fácil.

¿Te has preguntado alguna vez, cómo se mide la velocidad de los aviones? ¿Qué instrumento o sistema se utiliza? ¿Y sabes a qué velocidad despega un avión? O, ¿cuál es el máximo que pueden alcanzar? Todo esto y mucho más, te lo contamos a continuación.


[toc]

El anemómetro, el instrumento para medir la velocidad en los aviones

Los pilotos deben saber de manera rápida la velocidad a la que se mueven en la masa de aire que rodea el avión; y el anemómetro es el encargado de medirla.

El anemómetro, tal y como lo conocemos hoy en día, fue diseñado en 1926 por John Patterson.

Hasta entonces, los aviones usaban anemómetros similares al diseñado por Leonardo Da Vinci: una lámina de metal que se desplaza sobre una gráfica calibrada; al aumentar la velocidad del avión, la resistencia sobre la lámina aumenta, haciendo que ésta se mueva.

Pero, ¿cómo funciona un anemómetro?

Para determinar la velocidad, el anemómetro emplea dos valores: la presión total y la presión estática. Al restarlas obtiene la presión dinámica, que es la necesaria para calcular la velocidad.

Presión total – Presión estática = Presión Dinámica

La presión total y estática son obtenidas gracias al tubo de pitot (en la foto), un saliente que se suele situar en la parte inferior del ala del avión, fuera de la capa laminar.

Además, el anemómetro tiene una escala de colores para que su comprensión sea aún más fácil:

  • ⚪️  La escala blanca indica el rango de velocidades a las que podemos usar los flaps.
  • 🟢  El arco verde se corresponde con las velocidades normales de operación.
  • 🟡  El arco amarillo solo debe usarse en circunstancias excepcionales y sin turbulencia.
  • 🔴  La línea roja significa la velocidad que nunca debe ser excedida.

Tipos de velocidades en los aviones

Según el tipo de avión y la altitud a la que volemos, hablaremos de diferentes velocidades. Por ejemplo:

  • Velocidad indicada: Es la que ve el piloto en el anemómetro, la cual no tiene en cuenta el efecto del viento. Esta es la que utilizamos en los aviones más pequeños.
  • Velocidad respecto al suelo: Es la más parecida a la de los coches y se obtiene mediante el uso de inerciales o satélites. En esta velocidad, sí que se tiene en cuenta el efecto del viento.
  • Número Mach: A grandes altitudes empleamos el número Mach, el cual es una relación entre nuestra velocidad y la velocidad del sonido en la zona.

El número Mach se calcula dividiendo nuestra velocidad entre la velocidad local del sonido. Para calcular la velocidad local del sonido, LSS, por sus siglas en inglés tenemos que aplicar la siguiente fórmula:

LSS = 38.95 √ Temperatura expresada en grados Kelvin

Por si no sabes, pasar de grados Celsius a Kelvin es muy sencillo: basta con sumarle 273. Así, -60 grados Celsius equivalen a 213 grados Kelvin.

Es importante que recuerdes una cosa, la velocidad del sonido únicamente depende de la temperatura de la masa de aire en la que nos encontramos.

¿Puede un avión ir a una velocidad de 0 nudos?

Si un avión está volando a una velocidad indicada de 60 nudos y tiene un viento en cara de también 60 nudos, la velocidad respecto al suelo será de 0 nudos. Es decir, el avión estará parado, aunque el piloto seguirá leyendo en su anemómetro 60 nudos.

Por el contrario, si el avión tiene viento en cola de 60 nudos, la velocidad respecto al suelo será de 120 nudos.

¿Entiendes por qué es tan importante conocer el viento en aviación para planear rutas, gestionar el combustible y, por supuesto, para volar con seguridad?

Y si el dato te ha parecido curioso, sigue leyendo porque resolvemos las preguntas más frecuentes sobre la velocidad de los aviones.

¿A qué velocidad despega un avión?

A cuánto va un avión al despegar es, probablemente, la pregunta más repetida, cuya respuesta puede variar muchísimo dependiendo de múltiples factores.

La velocidad de despegue de los aviones comerciales se calcula antes de cada vuelo, teniendo en cuenta el peso del avión, la altitud del aeropuerto, la temperatura y otros muchos factores.

Aún así, como norma general, podemos decir que un avión de corto y medio radio, como es el Airbus A320, despega a unos 220 km/h; mientras que el Airbus A380, el avión de pasajeros más grande del mundo, lo hará a unos 270 km/h.

En nuestro caso, con nuestras Diamond DA20 C1 despegamos a unos 95 km/h; así que, como puedes ver, la velocidad de despegue de los aviones varía mucho de unos a otros.

Velocidad de un avión al aterrizar

Al igual que nos sucede con la velocidad de despegue, la velocidad de aterrizaje varía continuamente y depende de muchos factores. Aún así, a modo de referencia, podemos decir que los aviones comerciales aterrizan en torno a los 240 km/h. En nuestro caso, en aviones de aviación general tomamos tierra a unos 85 km/h.

Además, la velocidad de aterrizaje se ve muy afectada por la configuración de flaps utilizada. Ya sabes que los flaps son unas superficies móviles en las alas que se despliegan para que los aviones puedan volar más lento. Se utilizan durante el despegue y el aterrizaje.

Puedes aprender más sobre los flaps, y otras partes de las alas de los aviones, en nuestro post sobre las similitudes con las alas de los pájaros.

Velocidad máxima de un avión

Los aviones tienen limitada su velocidad máxima por varios factores. El primero de ellos es el tiempo máximo que los motores pueden funcionar a máxima potencia.

A bajas altitudes, la velocidad máxima dependerá de limitaciones estructurales; mientras que, a gran altitud la limitación será por motivos aerodinámicos. En el anemómetro, tal como hemos visto antes, los aviones tienen marcada su VNE, o velocidad de no exceder, que varía con cada modelo.

Por ejemplo, el Airbus A320 no puede superar en crucero la velocidad de M.79; y los aviones de aviación general tienen más limitada su velocidad máxima. Nuestras Diamonds DA42 tienen una VNE de 300 km/h.

¿A cuánta velocidad va un avión?

Como te explicamos antes, los aviones comerciales miden su velocidad de crucero con relación al número Mach. Como norma general, podemos decir que vuelan en torno a M.77; lo que equivale a unos 860 km/h o 14 kilómetros por minuto. Increíble, ¿verdad?

Pues el Concorde, el avión de pasajeros más rápido que ha existido, alcanzaba velocidades en crucero de hasta 2.35 Mach. ¡Eso son 41 kilómetros por minuto!

Pero eso no es todo, ¡qué va! El avión más rápido de la historia, el caza Lockheed SR-71 ‘Blackbird’, alcanzaba la friolera de 3540 kilómetros por hora, o lo que es lo mismo, casi un kilómetro por segundo.

Imagina viajar casi al triple de velocidad que el sonido… ¡De Málaga a Nueva York en un par de horas!

Si te has quedado con ganas de más curiosidades sobre la velocidad de los aviones, no te pierdas este post sobre el efecto Coriolis, en el que te explicamos por qué un avión vuela más rápido hacia el este que hacia el oeste.