• Primer aterrizaje en la Antártida: Una ruta por hitos de la aviación

    Paisaje de la Antártida

La Antártida es el continente más frío, remoto e inhóspito del planeta. Sus condiciones climáticas extremas y su lejanía hacen que sea muy difícil acceder a él por vía aérea. Sin embargo, a lo largo de la historia, varios pioneros de la aviación han logrado realizar vuelos y aterrizajes a la Antártida, superando enormes desafíos técnicos y humanos.

En este post, vamos a repasar los primeros aterrizajes a la Antártida, unos verdaderos hitos para la aviación, desde el primer vuelo con un avión de pasajeros hasta el primer aterrizaje de un Boeing. ¿Nos acompañas?

El primer vuelo con un avión de pasajeros a la Antártida

El primer vuelo con un avión de pasajeros a la Antártida se realizó el 15 de febrero de 1977, y fue organizado por la compañía aérea Air New Zealand. El avión era un DC-10, con capacidad para 380 personas, y el vuelo duró 11 horas y media, de las cuales 4 fueron sobre el continente antártico.

¿Cuál era el objetivo? Ofrecer a los pasajeros una experiencia única y espectacular, contemplando desde el aire los paisajes helados y las formaciones geológicas de la Antártida. Y es que el vuelo no tenía previsto aterrizar, sino que sobrevolaba el continente a una altura de unos 300 metros, y luego regresaba a Nueva Zelanda. El precio del billete era de unos 300 dólares, y el vuelo se vendió en pocas horas, como te podrás imaginar.

El primer vuelo a la Antártida fue un éxito comercial y mediático, y abrió la puerta a una nueva modalidad de turismo aéreo. Air New Zealand realizó otros 13 vuelos similares entre 1977 y 1979, llevando a más de 5.000 personas a ver la Antártida desde el cielo.

Turistas haciendo una ruta por la Antártida

El primer aterrizaje de un Airbus en la Antártida

El primer aterrizaje de un avión Airbus en la Antártida se produjo en 2021, y fue realizado por la compañía aérea, Hi Fly. El avión era un A340, y el vuelo duró 5 horas, desde Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, aunque permanecieron en tierra 3 horas.

El objetivo del vuelo era llevar suministros a Wolf’s Fang, un campamento de aventuras de lujo, instalado en la Antártida.

¿Y quién estaba a los mandos de ese vuelo? El capitán Carlos Mirpuri, vicepresidente de la aerolínea, quien aterrizó en la pista de hielo de Wolf’s Fang, designada como aeropuerto de nivel C. En ellos, solo pueden volar tripulaciones con alta experiencia y especializados en este tipo de vuelos tan complejos.

  • Refugio en la Antártida

El primer Boeing 787 en la Antártida

Este hito ocurrió no hace mucho, solo unos días. Y es que el primer aterrizaje de un avión tan grande, un Boeing 787 Dreamliner, a la Antártida se llevó a cabo el 16 de noviembre de 2023, y fue realizado por la compañía aérea noruega Norse Atlantic Airways.

El avión, con capacidad para 280 pasajeros, solo llevó a 45 científicos y 12 toneladas de equipamiento para la investigación noruega Troll. Así, el vuelo partió desde Oslo, en Noruega, el día 13 de noviembre, y llegó a Ciudad del Cabo en Sudáfrica, donde permaneció 48 horas antes de partir hacia la Antártida.

Y así reaccionó el Instituto Polar Noruego, ante tal hito para la aviación y para el fabricante Boeing:

Avión Boeing 787 antes de despegar

Los viajes a la Antártida acaban de comenzar

Aunque, como hayas podido leer, los vuelos a la Antártida sean una realidad desde hace casi 40 años, la aviación no deja de evolucionar, y el último aterrizaje de un Dreamliner es la prueba de ello.
Poco a poco, vamos a poder ver cómo aviones más grandes viajan al continente, y cómo las investigaciones científicas recibirán más apoyo en forma de suministros y transporte de profesionales. Y es que, lo que todos estos vuelos tienen en común es que han contribuido a ampliar nuestro conocimiento y nuestra admiración por la Antártida, un lugar único y maravilloso, que debemos proteger y respetar.

Si te ha gustado este post, no te pierdas las novedades que publicamos en nuestro blog de aviación, en el que podrás estar al día de todo lo que ocurre en el sector aeronáutico, y de las curiosidades más insospechadas. ¡Te esperamos!

También podría interesarte…