• Qué son los contrails:

    O por qué los aviones dejan una estela blanca tras ellos…

Seguro que alguna vez has visto la estela blanca que dejan tras de sí algunos aviones; y seguro, también, que alguna vez te has preguntado qué son y por qué se forman.  Y es que es muy curioso porque, en zonas donde se cruzan varias aerovías, se pueden llegar a formar grandes tramas que recuerdan a telarañas gigantescas.

En el post de hoy, hablamos sobre los contrails o estelas de condensación, o lo que es lo mismo, las ‘misteriosas’ estelas blancas que dejan en el cielo los aviones. ¿Te interesa? ¡Pues sigue leyendo!

¿Qué son las estelas blancas de los aviones?

A pesar de las muchas teorías conspirativas que genera este fenómeno, la explicación de qué son los trazos blancos tras los aviones es de lo más mundana: los contrails son vapor de agua. Sí, así de sencillo y, a continuación, te ampliamos la respuesta.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las nubes se forman cuando una masa de aire se condensa, es decir, cuando su humedad pasa a ser del 100%. Y, para que esto ocurra, la temperatura juega un gran papel: a menor temperatura, más fácil para que el aire alcance el punto de condensación.

Por ejemplo, a nivel del mar, una masa de aire con un 75% de humedad y a 15ºC, no se condensará. Sin embargo, si la temperatura desciende a 5ºC, sí que lo hará. Pues bien, sabiendo que los aviones comerciales vuelan en la capa más alta de la troposfera, con temperaturas en torno a los -56ºC, no hace falta explicar más, ¿cierto?

El otro factor fundamental para la formación de los contrails es el funcionamiento de los motores de turbina. Y es que, al igual que los motores de los coches, los aviones utilizan motores de combustión, que generan fuerza de empuje quemando combustible y oxígeno.

Como resultado de este proceso, se generan una serie de gases en la combustión, entre ellos el vapor de agua que, junto con las bajas temperaturas, forman grandes estelas de vapor de agua o contrails.

¿Y por qué se llaman contrails?

En inglés, contrail es la contracción de los términos condensation (condensación) y trail (estela). En español, hemos adoptado este anglicismo por su sencillez y brevedad, aunque su nombre correcto son estelas de condensación.

No todos los aviones generan contrails

En algunas ocasiones, es posible ver dos aviones que vuelan a la misma altitud pero solo uno de ellos genera contrails o estelas de condensación, ¿a qué se debe? A la eficiencia de los motores.

La eficiencia, η, de un turborreactor se mide por el coeficiente entre el trabajo realizado por el motor y la energía química producida. Dicho de otro modo, cuanto más eficiente un motor, a menos altitud comenzará a generar contrails.

Actualmente, la aviación está usando los motores más eficientes que existen y, por este motivo, los aviones más modernos generan contrails a altitudes más bajas cada vez.

Sin embargo, aún siguen en circulación aviones de cierta antigüedad; esto hace posible ver a dos aviones volando a la misma altura y generando, solo uno de ellos, estelas de condensación.

Y, entonces, ¿qué son los ‘chemtrails’?

Los chemtrails nacen de la creencia errónea de que los contrails, o estelas de vapor de agua, son ‘estelas químicas’ liberadas por los aviones con fines misteriosos y malvados, ocultos para el público general.

Es un término surgido de la contracción de chemical (químico) y trail (estela); y las especulaciones sobre los motivos son realmente variopintas.

Hay quienes creen que son sustancias para el control mental de la población, o para alterar la meteorología o, incluso, hay quien piensa que son mensajes ultra secretos para el espionaje.

Nada más lejos de la realidad y la comunidad científica lleva años publicando informes que siempre arrojan la misma información: los contrails son vapor de agua generado en la combustión de los motores.

Las estelas de colores no son contrails

A estas alturas puede que te estés preguntando: ¿Y qué pasa con las estelas de colores que se ven en las exhibiciones aéreas? Bueno, eso no son contrails.

Ten en cuenta que este tipo de vuelos acrobáticos se hacen a baja altura para que puedan ser disfrutados a simple vista, y además suelen ser coincidiendo con la temporada estival, con altas temperaturas y buen tiempo.

Las estelas de colores de los aviones acrobáticos se consiguen con procesos intencionados, controlados por el piloto según la maniobra a realizar. Y el color se consigue mezclando colorantes que aportan la singularidad y sorpresa que caracterizan a este tipo de espectáculos.

También podría interesarte…